Ahora sí que vamos en serio.

Combatimos la independencia sacando a las empresas del territorio catalán, pero esto es lo que realmente a surtido efecto.

Nos dejamos de tonterías y enviamos armas de destrucción masiva.

Está es la cara que se le ha quedado a Piqué.

Deja un comentario