Booom!

Cada día hay más pesados contando sus penas por Facebook… Somos ratas hasta para pagar un psicólogo o pagar una cervecita y soltarle la plasta al camarero.

Deja un comentario