Proverbio chino andaluz.

Deja un comentario