Qué manera más tonta de morir.

Deja un comentario